981 59 06 56 | info@piasclinicadental.com

21 enero 2016

¿Qué es el Bruxismo?

¿Qué es el bruxismo?

Cuando se aprieta muy fuerte la mandíbula o se hacen rechinar los dientes de forma inconsciente  nos encontramos ante síntomas de Bruxismo.

Este hábito involuntario puede afectar hasta el 70% de la población de España y la mayor parte de la población no son conscientes de ello.

Esta situación se ha agravado en los últimos años debido a la crisis económica, a la presión con la que vivimos, al exceso de necesidades que demandamos. En resumen,  dicha patología se asocia al estrés como desencadenante.

Dicho estrés siempre afecta a la salud y en muchos casos se somatiza de manera inconsciente. Exteriorizamos la tensión emocional apretando los dientes, lo que se conoce como Bruxismo céntrico (el cual afecta más a los músculos). Por otro lado, podríamos estar rechinando los dientes lateralmente, estaríamos hablando de Bruxismo excéntrico (que afecta más a los dientes).

Síntomas y consecuencias del Bruxismo

Las consecuencias de apretar los dientes conlleva situaciones muy perjudiciales para la salud, ya que el choque entre los dientes hace que se desgasten de una forma excesiva y prematura. De este modo, se puede incrementar la movilidad dentaria y, como consecuencia, la posterior pérdida del diente.

Este hábito creará una serie de circunstancias que comentamos a continuación:

  • Excesiva tensión muscular.
  • Cefaleas,  entra en enlace-te ayudamos a mejorar.
  • Dolores de oídos,
  • Daños mandibulares, y en la articulación:
  • Problemas de alineación en la mandíbula, ocasionando una predisposición a sufrir caries y traumatismos de las encías.
  • Sobrecarga en las piezas dentales, con la consiguiente molestia en el ligamento que une al diente con el hueso.
  • Desgaste en el esmalte de las piezas dentales.
  • Sensibilidad excesiva en las piezas.
  • Cansancio, malestar, fatiga, irritación. Como consecuencia de todos los problemas citados anteriormente.

¿Que solución existe para este problema?

El Bruxismo no se puede erradicar, ya que es una disfunción del sistema nervioso. Además es un acto involuntario, por lo cual es difícil de prevenir e imperceptible para muchas personas.

Por este motivo, entre otras cosas, los expertos recomiendan acudir a las revisiones periódicas, para poder obtener un diagnóstico y poder evitar los posibles efectos secundarios.

Para poder empezar a combatir el bruxismo en un estado leve, lo recomendable es utilizar una férula de descarga para proteger los dientes de la presión ejercida al apretar. En algunos casos en el que el trastorno sea provocado por la ansiedad se recomienda aprender técnicas de relajación además de dicha férula de descarga.

En los casos más avanzados es posible que se necesite una Rehabilitación Oral total. Mediante coronas, fundas o carillas dentales se pretende restituir los tejidos dentales desgastados y dañados,; y devolver así el funcionamiento biomecánico adecuado de la boca.

En la actualidad para combatir el Bruxismo se están empezando a utilizar porcelanas adheridas sin la utilización de metal. El principal objetivo es preservar la totalidad de la estructura dental, sin tener que desgastarla, solo añadiendo material para poder devolver la forma y la anatomía que tenían las piezas dentales antes del desgaste.

Consúltanos, somos especialistas en esta materia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *