981 59 06 56 | info@piasclinicadental.com

20 agosto 2019

Caries en Verano. Prevención.

imagen 6

Durante la época veraniega, todos, evidentemente, cambiamos hábitos de vida. Se suelen coger algunos días de vacaciones, se come más fuera de casa y se bebe más alcohol o más refrescos de lo normal. Debemos prevenir la aparición de Caries.

Los hábitos de higiene oral no son tan estrictos cómo el resto del año. De este modo, al empeorar nuestro cuidado oral, aumenta el riesgo de aumento de caries, de inflamación de encías y aumento de otros problemas bucodentales.

Todas estas circunstancias pueden hacer que te sangren las encías, que tengas mal olor de boca, que aparezca alguna caries, etc.

Se produce también, un incremento de bebidas alcohólicas, de consumo de tabaco y el aumento de bebidas carbonatadas, azucaradas, con gas, isotónicas; bebidas también que se consumen más frías de lo habitual.

Aparecerá, por todo ello, mayor sensibilidad dental, porque estamos introduciendo en la boca bebidas y alimentos con un PH muy ácido y azucarados. Esto desmineraliza y erosiona el esmalte dental. Al erosionarse el esmalte, se expone otra capa dental, la dentina, que transmite sensibilidad y dolor, porque está conectada con la pulpa (nervio) a través de canales microscópicos.

Es, por todo ello, muy importante beber más agua, para hidratarse y tener la boca más húmeda y con más saliva. La saliva nos protege por su efecto lubricante y porque tiene un efecto amortiguador (tampón) de la acidez.

foto alimentos

Sería Recomendable mantener un mínimo de higiene oral diaria, por ejemplo, cepillarse los dientes y pasarse el hilo dental 2 Veces al Día, durante 2 minutos, después del Desayuno y después de la Cena, siendo este último momento, de extrema importancia.

Se pueden emplear dentífricos y colutorios que tengan principios activos contra la sensibilidad y contra la caries.

El cepillado debe ser suave, porque si lo hacemos muy intenso, desgastará aún más esa erosión dental generada por los alimentos ácidos.

Si tenemos una Férula de Descarga, debemos ponerla, ya que nos protegerá contra el apretamiento dental durante la noche. Dicho apretamiento aumenta tras la ingesta de comidas o cenas copiosas, el consumo de alcohol, azúcar, tabaco, etc. Es decir, que en verano también debemos usar las Férulas y no olvidarlas, ya que es una época en la que también se sobrecarga la musculatura masticatoria.

Asimismo, se practican otros deportes distintos a los del invierno, deportes al aire libre, buceo, se está mucho tiempo en piscinas, etc

Los niños practican deportes que no están exentos de posibles traumatismos dentales, es por eso que es importante llevar algún tipo  protector bucal, y en caso de golpe, valorar si se ha roto, fisurado o avulsionado algún diente.

Al mismo tiempo, hay que tener cuidado con el uso de aparatos de Ortodoncia mientras se practica deporte para evitar hacerse daño en la boca, heridas, fisuras etc.

El hecho de nadar en piscinas con cloro u otros productos químicos, también tiende a desgastar, erosionar y teñir tus dientes. El PH de este tipo de agua es ácido, está por debajo de 6.

El buceo, debido al cambio de presión, puede provocar dolor o molestias en piezas dentales con caries, o con empastes que están filtrados o que no estén bien sellados.

 

Por otro lado, aquellas personas que consuman medicación crónica, en Verano, deberán cuidarse aún más la boca, porque tendrán mayor sequedad de boca de la ya de por sí existente por los medicamentos. Deberán hidratarse más y controlar más el cuidado bucodental y prevenir caries.

 

Otro factor importante, es protegerse del Sol. Pero no sólo tu piel, también tus labios con una barra de cacao con protección solar. Esto es importante para evitar que se sequen en exceso y para protegerlos del Cáncer Oral.

IMG_2654

La alimentación es otra cuestión a mejorar en Verano. Así, el consumo de frutas y verduras será muy importante para mantener bien humectada la cavidad oral, sin llagas ni heridas.

Dichos alimentos son preventivos contra el Cáncer en general y el Oral en particular. Así, el tomate es un alimento ideal para protegernos.

El consumo de pescado, rico en ácidos grasos omega 3, es primordial. Este tipo de ácidos grasos es muy sano pues tienen un componente antiinflamatorio ideal para combatir la inflamación de las encías, la gingivitis.

Además, algunos pescados como las sardinas, además de Omega 3, también contienen Flúor.

 

EN RESUMEN, podemos indicar las siguientes recomendaciones para mantener nuestra Salud Bucodental lo más sana posible en Verano:

1.-  Llevar de viaje nuestro cepillo dental, hilo dental y dentífricos.

2.- Cuidar nuestra alimentación, consumir más frutas, verduras, menos consumo de alcohol y de tabaco.

3.-  Comer más pescado y marisco.

4.- Beber menos bebidas con azúcar, con gas, isotónicas etc. Consumir también menos helados. Mejor tomar zumos naturales. Además evitar consumir bebidas muy frías.

5.-  Beber mucha agua, mejoraremos nuestro aliento y la salud oral.

6.-  Cuidado con los traumatismos. Avisar a los niños de no correr en las piscinas e indicarles donde saltar al agua, en zonas más seguras. Usar protectores Bucales.

7.-  Acordarnos de llevar nuestra Férula de Descarga, en vacaciones, y los aparatos de Ortodoncia de los niños.

8.- Protegerse del Sol, la piel y los labios. Cuidado con el sol y el Cáncer Oral.

 

Valora post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *