981 59 06 56 | info@piasclinicadental.com

8 abril 2019

Endodoncia. Qué es una endodoncia y cuándo es necesaria

Cuando el dolor no cesa, el dentista tendrá que hacer una endodoncia para salvar el diente

En nuestro post de hoy os vamos a hablar de una de la soluciones dentales que estamos más acostumbrados a realizar en nuestra clínica dental en Santiago de Compostela: las endodoncias.

Trataremos de solventar tus dudas en todo lo que gira alrededor de la endodoncia dental. ¿Qué es una endodoncia? ¿Cuándo hacer una endodoncia? ¿Duelen las endodoncias? ¿Cómo son las endodoncias en niños? ¿Qué cuidados hay que hacer despues de una endodoncia? Intentaremos resolver estas y otras dudas, con el objetivo de que cuando acudas a tu dentista de confianza a realizar una endodoncia dental vayas súper tranquilo/a.

¿Te interesa el tema? ¡Esperemos que sí! Ahora atento/a que comenzamos 😊.

Endodoncia: qué es

Según la RAE una endodoncia es:

Nombre femenino

  1. 1.  Tratamiento de los conductos radiculares de una pieza dentaria.

Las endodoncias son procedimientos realizados por profesionales cualificados (endodoncistas) consistentes en la eliminación, total o parcial, de la pulpa de un diente y el posterior sellado del conducto pulpar.

Que hace un endodoncista

Un endodoncista es un odontólogo especialista en tratamientos dentales que se realizan sobre los tejidos blandos del interior del diente como los nervios, por ejemplo.

Los endodoncistas son personas que, además de la carrera de Odontología, han recibido una formación de postgrado específica en Endodoncia: lo más común es que realicen un máster universitario de al menos un año de duración. Por lo tanto, los endodoncistas tienen los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para tratar las lesiones en la pulpa dental.

El endodoncista también está especializado en mitigar o erradicar el dolor dental y su objetivo es conseguir que sus pacientes mantengan correctamente su dentadura y disfruten de sus dientes naturales.

¿Por qué es necesaria una endodoncia?

La necesidad de la endodoncia viene del dolor generado por una causa, que veremos posteriormente, en esta pulpa, que al ser la parte más interna del diente y contener los nervios y vasos sanguíneos, es también la más sensible, con lo que el dolor experimentado por el paciente puede llegar a ser insoportable.

Seguro que todos hemos oído referirse a ella con la contundente expresión de “matar el nervio”, y aunque el dolor sufrido puede parecer atestiguarlo, lo que se hace realmente es desvitalizarlo, evitando así su extracción y pudiendo conservarlo en la boca.

Cuándo es necesaria una endodoncia

Se necesita hacer una endodoncia cuando la pulpa de la pieza dental está enferma, dañada o incluso muerta. Existen diferentes motivos para hacer una endodoncia. Cuando se produce una lesión en el nervio del diente esta puede ser provocada por 3 motivos: que haya una infección en el diente, que se haya producido un traumatismo o golpe en el diente o que el diente se haya desgastado o erosionado. Aunque la mayor parte de los casos que nos encontramos en Pías Clínica Dental son endodoncias realizadas por causa de infecciones producidas por una caries que afectan al nervio.

Una infección y la inflamación de la pulpa puede llevar incluso a la necrosis de la misma, y en este caso la endodoncia es imprescindible, y aún más importante, la única salvación posible para el diente. Así que conviene estar atento/a ante dolores de dientes o muelas para atajar el problema lo antes posible.

Endodoncia qué es

 

Cuando la pulpa de nuestros dientes se ve afectada por uno de los motivos que explicamos en el párrafo anterior, comienzan a salir a la luz los dolorosos y realmente incómodos síntomas, cuyas manifestaciones suelen ser:

Síntomas que pueden indicar la necesidad de una endodoncia

endodoncia-que-es-pias-clinica-dental

  • Hipersensibilidad en el diente o dientes al frío o al calor.
  • Tenemos molestias al masticar.
  • Puede surgir una decoloración del diente, que adquiere un tono más oscuro.
  • Aparición de un flemón o fístula en la boca.

_________________________________________________________________________________________________

También te podría interesar:

⭐ Las enfermedades de la lengua más comunes.

Dolor de muelas: ¿Por qué duelen las muelas? ¿Qué debes hacer si te duele una muela?

_________________________________________________________________________________________________

Tipos de endodoncia

Existen tres tipos de endodoncia, dependiendo de la pieza dental que se haya visto afectada. El procedimiento en sí es el mismo en cada uno de los 3 tipos de endodoncia, pero al haber dientes con más de una raíz, la duración podrá ser mayor o menor:

  • Endodoncia unirradicular: el diente afectado sólo tiene una raíz y conducto pulpar.
  • Endodoncia birradicular: la pieza a endodonciar tiene dos raíces y conductos.
  • Endodoncia polirradicular: el diente consta de más de dos raíces y conductos pulpares.

Cómo se hace una endodoncia

Si bien existe un procedimiento estándar, con unas mismas pautas y pasos, existen factores que pueden llegar a variar la duración del mismo. Así, la dificultad del caso o la situación clínica del paciente pueden hacer que este sea de una o varias sesiones.

Cuando el dolor no cesa, el dentista tendrá que hacer una endodoncia para salvar el diente

Endodoncia paso a paso

– Lo primero de todo es anestesiar al paciente. Lógicamente, lo fundamental es que el paciente no sienta nada, pues como dejamos claro al principio, bastante ha sufrido ya. Para ello se aplica un anestesia local que insensibiliza la zona. Por lo tanto la endodoncia es sin dolor.

– Seguidamente el endodoncista hará una incisión en el diente. Con la intención de acceder a la cámara pulpar, lugar en el que se encuentra el problema, realizamos una pequeña          perforación en la pieza. En este punto ya estamos en disposición de trabajar con los vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas origen del dolor.

– Extraemos el tejido infectado y limpiamos. Una vez estamos en la zona, comenzamos a desinfectarla. Las posibilidades son dos:

  • Un procedimiento rotatorio, que consiste en un motor y un sistema de limas de rotación, con las que extraemos el  tejido infectado y limpiamos el espacio liberado en el conducto radicular.
  • El procedimiento manual con instrumental tradicional.

Le damos forma al conducto y lo obturamos. El trabajo de desinfección ya está terminado, por lo que debemos obturar de nuevo el conducto radicular. Pero primero debemos darle forma cónica, ya que al estar trabajando en él es posible que se hayan generado imperfecciones. Para ello se usa un procedimiento novedosa en el que se ve involucrado el instrumental conocido como gutapercha, un tipo de goma derivada del caucho que se calienta en un horno, teniendo en segundos preparados los obturadores para la pieza dental en cuestión.

Las ventajas de este instrumental son fundamentalmente 4:

  1. Acorta el postoperatorio.
  2. Rebaja el riesgo de fractura en la raíz del diente.
  3. Al poder tener más cuidado a la hora de rellenar el conducto, facilita su rellenado
  4.  Reduce el riesgo de filtración coronal.

Sellamos la parte final del conducto. Cuando el material de obturación ha llegado a la parte final de cada conducto (si hay más de uno), se sigue rellenando hasta llegar a la cámara pulpar. Es fundamental sellar bien el final del mismo, evitando así que ningún fluido pueda llegar a zonas no obturadas. Esto debe ser comprobado con una radiografía, que nos asegurará sin atisbo de duda que los instrumentos llegan hasta la punta de la raíz, pero no la sobrepasan.

Reconstruimos el diente. Finalizada la endodoncia, el diente debe ser restaurado, a fin de darle un aspecto natural. Para esta fase deben ser tenidas en cuenta las sesiones que durará el procedimiento, ya que si estas son más de una, el dentista no reconstruirá el diente definitivamente en la primera, si no que lo hará con material provisional.

La reparación de la pieza dental se hará o bien con incrustaciones de resina o con cerámicas. Estos dos tratamientos, más conservadores y estéticos que el uso de las coronas y fundas, solucionan tanto aquellos casos en los que los dientes han sufrido daños pequeños, y se rellena la parte perdida, como en aquellos en los que la pieza ha sufrido una gran destrucción y el espacio a cubrir es demasiado grande. Las cerámicas son fundamentales en los molares, al ser piezas que se usan constantemente.

Las reconstrucciones, a pesar de la posibilidad de tener que reemplazar gran cantidad del diente, son muy resistentes y duraderas.

Controlamos y seguimos la evolución del resultado. Una vez terminado el procedimiento todavía queda una parte fundamental, el seguimiento y control de la evolución de la endodoncia. Así, serán obligatorias unas visitar regulares al odontólogo para comprobar que la obturación ha sido la correcta, que no hay dolor y que en las radiografías del antes y el después se aprecia que el tratamiento ha sido correctamente ejecutado.

Qué hacer después de una endodoncia

El “trabajo” no acaba una vez realizada la endodoncia. Una vez finalizada es recomendable seguir unos consejos y pautas después de de la intervención. A continuación te enumeramos los consejos a seguir después de una endodoncia:

  1. Seguramente cuando salgas de tu clínica dental aún estarás bajo el efecto de la anestesia. Este desaparecerá pasadas 2 o 3 horas así que te recomendamos que durante ese tiempo evites comer para no morderte o lastimarte involuntariamente.
  2. Lo normal es que cuando pase el efecto de la anestesia notes ciertas molestias o sensibilidad en la zona de la endodoncia. Si ves que esas molestias no son tolerables puedes tomar algún tipo de analgésico, eso sí, siempre con receta.
  3. Durante los primeros días evita masticar por la zona tratada. Abstenerse de tomar chicles y cepíllate los dientes después de cada comida. La reconstrucción es provisional en un primer término así que hay que tener cuidado hasta que tengamos la reconstrucción definitiva.
  4. Usa hilo dental pero cuando estés cerca de la zona de la endodoncia extrema las precauciones a la hora de tirar del hilo hacia arriba para que no se suelte la reconstrucción.
  5. Pasados unos meses visite a su odontólogo para una revisión.

Las endodoncias no requieren unos cuidados especiales una vez tengamos reconstruido el diente o la muela. Es suficiente con mantener una correcta higiene bucal y hacerse una limpieza o revisión en tu clínica dental cada 6 meses.

Cómo prevenir una endodoncia

Para prevenir una endodoncia, o cualquier otra dolencia en la boca, una correcta higiene bucodental es básica, así como una correcta alimentación.

  • Cepíllate los dientes después de cada comida.
  • Haz uso del hilo dental.
  • Visita a tu dentista para una revisión cada 6 meses.
  • Evita, en la medida de lo posible, las bebidas azucaradas y dulces. Si comes algún producto con azúcar, cepíllate los dientes y enjuaga la boca con abundante agua.
  • Si notas dolor en un diente, sensibilidad, inflamación, sensibilidad al frío o calor,… acude a tu dentista

Aquí te dejamos nuestros consejos para un correcto cepillado de dientes–>> Claves para cepillarse los dientes correctamente.

Terminamos aquí, no sin antes recordaros que Pías Clínica Dental contamos con los mejores expertos en servicios de odontología, y para tratamientos de Endodoncias en Santiago de Compostela, contáis con nosotros. ¡Os esperamos!

Conclusiones

En este artículo hemos hablado de la endodoncia, qué es un endodoncia, tipos de endodoncia, cómo se hace una endodoncia y qué hacer para prevenir las endodoncias.

Desde Pías Clínica dental esperamos que este artículo te haya ayudado a conocer un poco más esta intervención dental y estés más tranquilo/a a la hora de acudir a tu dentista 😉.

Puedes conocer nuestros últimos post, promociones y sorteos en nuestras redes sociales: Twitter y Facebook.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¿Crees que este post se merece 5 estrellas?
Déjanos ahora tu valoración:

5 (100%) 6 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *