981 59 06 56 | info@piasclinicadental.com

9 febrero 2020

DENTISTAS DE NIÑOS

dentista de niños

La caries dental es la enfermedad crónica más frecuente en el mundo afectando a un 80% de la población global, aproximadamente 6.000 millones de personas. De éstos, un 10% son niños, lo que supone unos 600 millones de niños en el mundo. Por este motivo es evidente la necesidad de consultar a tus hij@s con nuestra Especialista Infantil. Somos Especialistas, somos dentistas de niños en Santiago de Compostela.

Los azúcares que ingerimos en los alimentos son metabolizados por bacterias y éstas provocan un descenso del ph de la boca. El descenso del pH ataca la estructura mineral del esmalte provocando su desmineralización.

¿Qué Repercusiones tiene la Caries si no vienes a los dentistas de niños?

La caries dental puede originar problemas en la salud general del niño:

  • Dolor intenso.
  • Infecciones faciales.
  • Hospitalizaciones y visitas de urgencia.
  • Disminución en su desarrollo físico y en la capacidad de aprendizaje.
  • Dificultad en el manejo ambulatorio en la Consulta.
  • Elevado costo de tratamiento.

FACTORES DE RIESGO

Entre los factores de riesgo que intervienen en la aparición de la caries de los niños se encuentran:

  • Insuficiente higiene oral.
  • Biberón o lactancia materna a demanda y/o nocturna.
  • Consumo frecuente de azúcares.
  • Presencia de placa bacteriana visible.
  • Historia anterior de caries.
  • Niveles elevados de bacterias productores de ácido.
  • Volumen salival reducido.
  • Pocos conocimientos sobre salud oral en la familia.

La caries una enfermedad que se puede controlar perfectamente. Es por ello que debemos dedicar cada vez más esfuerzos preventivos y educativos a nuestros pacientes.

Esta educación debe empezar lo más precoz posible, idealmente, durante el embarazo y los primeros años de vida del niño.

Nuestros dentistas de niños en Santiago de Compostela, en Pías Clínica Dental, se encargan de orientar y explicar a los padres, todos aquellos consejos preventivos y educativos.

Se encargarán de poner en marcha las prácticas preventivas de salud oral y para la reducción de riesgos de enfermedades orales que se puedan prevenir.

La odontología para bebés se encuentra en la base de este cambio, en el cual, los dentistas de niños u Odontopediatras, tenemos la oportunidad de estudiar y controlar los factores de riesgo de la enfermedad antes de que ésta aparezca.

Para mantener una boca sana desde la infancia hasta la edad adulta, recomendamos realizar una consulta con el Odontopediatra en el primer año de vida del bebé.

Esta será una visita de revisión únicamente. Les daremos consejos preventivos y les aportaremos herramientas para evitar caries en los niños. No se tratarán caries, se pretende prevenirlas.

¿Que dieta recomendamos los dentistas de niños?

Los consejos que ofrecemos se basan en investigaciones de la Academia Americana de Odontopediatría y en la Sociedad Española de Odontopediatría.

La dieta desempeña un papel fundamental en el desarrollo de la caries dental.

Existen muchos los estudios epidemiológicos que relacionan el consumo de azúcar con la prevalencia de caries, y en los que se demuestra una clara asociación entre frecuencia de consumo y la ingesta entre comidas y caries .

Características de los alimentos en la producción de caries.

Existen diversas características de los alimentos que pueden influir en que éstos puedan producir más o menos riesgo de caries:

  • Concentración de sacarosa.
  • Consistencia del alimento.
  • La importancia de la Saliva. Aclaración oral, es decir, lo soluble que pueda ser un alimento por la saliva.
  • Combinación de alimentos.
  • Frecuencia de ingestión del alimento.
  • pH o grado de acidez, de los alimentos.

Vamos a Desarrollar estas características:

1.- La frecuencia en la ingesta de alimentos cariogénicos sobre todo entre comidas tiene una fuerte relación con el riesgo de caries.

Es decir, si ingerimos muchas veces alimentos cariógenos, se favorecen cambios en el pH y la saliva no tiene tiempo de lavar bien los dientes. De este modo, se incrementa la probabilidad de desmineralización del esmalte.

2.- Algunos alimentos, aun con un alto contenido de azúcar, pueden tener mayor solubilidad y se eliminan rápidamente de la cavidad oral.

3.- En cambio, otros alimentos con un alto contenido en almidón (pan, galletas, cereales, patatas), que son muy consistentes y pueden incrementar la producción de ácidos y es más lenta su eliminación de la boca.

4.- La combinación de alimentos es otro factor importante.

Muchos estudios demuestran que la leche humana y la lactancia materna en los niños favorece el desarrollo físico y nutricional. Además disminuye el riesgo de padecer un importante número de enfermedades crónicas y agudas.

Pero si combinamos la leche materna con azúcares, o se administra con una alta frecuencia por la noche o a demanda del niño, se asocia a caries tempranas en el niño.

Por este motivo es necesario evitar el uso frecuente del biberón con zumos o hidratos de carbono. Puede usarse con agua, por ejemplo, utilizándolo como elemento tranquilizador mas que nutritivo.

5.- Lo ideal sería limitar el consumo de azúcares a las horas de las comidas, donde el flujo de saliva es mayor y permite un rápido aclaramiento o lavado oral. Es decir, no entre horas.

Es, pues muy importante una baja frecuencia en la ingesta de carbohidratos.

6.- Los alimentos que contienen entre un 15 y un 20 % de azúcares, especialmente sacarosa, son de los más cariogénicos, sobre todo entre comidas.

Sin embargo, existen otros carbohidratos como la fructosa, con mayor poder edulcorante que la sacarosa, pero con menor capacidad de provocar caries.

¿Qué alimentos protegen de la caries?

El xilitol, no resulta cariogénico, e incluso tendría un efecto anticaries al incrementar el flujo salival, aumentar el pH y al reducir los niveles de una bacteria cariogénica, Streptococcus mutans.

Por otra parte, existen diferentes alimentos que pueden tener efectos cariostáticos. Se sabe que comidas con alto contenido en grasas, proteínas, calcio y flúor pueden proteger contra la caries.

Las grasas cubren el diente, reduciendo la retención de los azúcares y la placa, además pueden tener efectos tóxicos sobre las bacterias.

Las proteínas incrementan la capacidad amortiguadora de la saliva y tienen efecto protector sobre el esmalte.

Conjuntamente las grasas y proteínas elevan el pH tras la ingesta de azúcares.

Anímate a conocernos, y VISÍTANOS en Santiago de Compostela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *