981 59 06 56 | info@piasclinicadental.com

11 mayo 2016

¿Qué hacer cuando se mueve un diente de leche?

Los dientes de leche o “dientes infantiles” no dejan de ser importantes porque se vayan a caer, debe dársele la misma importancia que los dientes adultos. Por lo general, salen cuando el bebé tiene más de seis meses. Además de que son útiles para masticar, también ayudan a la hora de hablar. El objetivo de los dientes de leche es hacer un hueco en las mandíbulas para los dientes permanentes. La American Dental Association recomienda que hacer una visita al dentista entre que sale el primer diente y antes de que el niño cumpla un año.

La cronología de aparición de los dientes es la siguiente

Cuando el bebé tiene entre 6 a 9 meses le saldrá su primer diente, que podrá ser un incisivo central inferior y un incisivo lateral superior. De 8 a 10 meses suelen salir los incisisivos laterales inferiores, caninos inferiores y los primeros molares. Cuando el bebé tiene entre 16 y 20 meses le aparecerán los caninos superiores. Por último, entre los 20 y los 24 meses es el momento en el que suelen nacer los molares inferiores y superiores.

La cronología es aproximada, eso sí, antes de los 3 años, el niño debería tener los 20 dientes de leche.

¿Es normal que el niño tenga llagas o encías doloridas cuando le salen los dientes?

Sí, aunque si el dolor es excesivo, se recomienda la visita al médico o al dentista.

¿Cuándo empiezan a caer los dientes de leche?

La caída de los dientes de leche suele empezar a la edad de 5 o 6 años. Cuando los dientes definitivos crecen, los empujan, obligándoles a caer.

No se puede establecer una edad para diente, ya que cada uno de los 20 dientes que componen la dentadura de los peques de la casa tendrá un momento diferente para su caída. Este proceso depende de la genérica u otros factores.

¿Qué debo hacer cuando un diente empieza a moverse?

En ningún caso se debe forzar la caída, se debe seguir el proceso natural: el forzarlo puede dañar la dentadura. El diente se debe quitar cuando está tan suelto que molesta al hablar o al comer. El hecho de que no duela su extracción es muy buena señal, ya que significa que es el momento.

Ante cualquier duda, consúltanos y te responderemos en la mayor brevedad posible.

¿Quieres saber más sobre dientes de leche? ¡Pronto os contaremos la historia del Ratoncito Pérez!

Valora post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *